Una apuesta segura por la calidad || La profesionalidad, la Certificación y la experiencia nos avalan


SOLICITE INFORMACIÓN

Fecundación In Vitro (FIV)

La Fecundación in Vitro es una técnica de laboratorio que permite fecundar un óvulo con un espermatozoide fuera del útero.

Esto se puede realizar mediante :

a- FIV Convencional , en la que se pone al ovocito en contacto con un número relativamente alto de espermatozoides, para que uno de ellos penetre en el ovulo y lo fecunde.

b- FIV+ICSI, o fecundación asistida mediante microinyección intracitoplasmática (ICSI) de un solo espermatozoide en el interior de cada ovulo

La fecundación in-vitro (FIV) es uno de los tratamientos de más amplia aplicación dentro de las técnicas de reproducción asistida y constituye, junto al ICSI, una de las técnicas de uso rutinario en el tratamiento de la infertilidad.

Desde que se produjo el primer nacimiento mediante FIV, en Inglaterra, en 1978, cientos de miles de niños y niñas han nacido gracias a esta técnica, habiendo sido ampliamente demostrada la seguridad de su uso.

Cuando está Indicado HACER una fecundación in vitro

Para que un tratamiento de FIV tenga éxito, es necesario disponer de ovocitos sanos, espermatozoides que puedan fecundar y un útero que pueda mantener un embarazo.

En principio, la FIV se desarrolló para superar los dos motivos más frecuentes de infertilidad por factor femenino, que lo constituyen el factor tubárico y la endometriosis.

Pero posteriormente se observó que la técnica tenía éxito también en otros casos de infertilidad, sobre todo, masculina, en casos en los que existía bajos recuentos de espermatozoides en las muestras de semen.. Y fue la introducción de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) la que dio solución en gran medida a los problemas de infertilidad masculina. Hoy en día , tiene otras muchas indicaciones:

- Esterilidad femenina por patología tubárica bilateral: cuando la mujer tiene las dos trompas de Falopio obstruidas y por tanto es imposible que de forma natural se pongan en contacto óvulos y espermatozoides o de que los embriones, si se formaran, lleguen desde las trompas hasta el útero

- Endometriosis: es la presencia de tejido del endometrio fuera de la cavidad uterina y puede dificultar que la fecundación tenga lugar.

- Disfunción ovárica: con el fallo en la ovulación o producción de óvulos de escasa calidad como puede ocurrir en el caso de los ovarios poliquísticos por lo que con el tto se pretende aumentar la respuesta de los ovarios..

- Esterilidad por factor masculino: las técnicas de lavado y mejora de la muestra de semen, permiten obtener y seleccionar gran cantidad de los mejores espermatozoides necesarios para una FIV convencional donde los espermatozoides se pegan al óvulo. Si , por problemas de anticuerpos antiespermatozoides o bajos recuentos, u otras causas, se dispone de poca cantidad de ellos , se practica una FIV con ICSI para fecundar el ovulo.

- Fallo de Inseminación: si tras 3 ciclos de inseminación artificial, no se consigue gestación, no podemos saber si esto es debido a que no llegan suficientes espermatozoides, o no fecundan o si se trata de un problema embrionario. En este caso se recomienda usar el método de FIV, el cual sí nos permite ver qué está ocurriendo y conocer si existe un problema a nivel de la fecundación o del desarrollo embrionario y además solventarlo.

La FIV puede utilizarse también en mujeres menopáusicas, utilizando ovocitos procedentes de una donante. Asimismo es una técnica que puede considerarse en pacientes que han sufrido una pérdida total o parcial de fecundidad debido a un tratamiento agresivo frente a una patología grave (como el cáncer)

Cuando está Indicado NO HACER una fecundación in vitro

- Dado que para realizar una fecundación in-vitro es necesario poner el ovocito en contacto con un número relativamente alto de espermatozoides, estará desaconsejado su empleo en aquellos problemas de infertilidad por factor masculino muy severo. Estos incluyen aquellos casos en los que hay escasísimos o ningún espermatozoide con buena progresión rectilínea en el eyaculado, o aquellos que tienen un porcentaje muy bajo (menos del 4%) de espermatozoides morfológicamente normales.

- También cuando la presencia de anticuerpos anti-espermatozoides afecte a una cantidad muy importante de éstos, o el tipo de inmunoglobulina haga sospechar que no podrán fecundar correctamente. En estos casos ni la eliminación del líquido folicular en la mujer, ni del plasma seminal en el varón consigue disminuir suficientemente la cantidad de anticuerpos anti-espermatozoides.

- Por último podríamos incluir aquellas alteraciones moleculares tanto a nivel de receptores del espermatozoide o del ovocito, como de cualquier otra molécula implicada en el proceso de fecundación que impida que ésta tenga lugar. Muchas de estas moléculas, así como sus funciones, todavía se desconocen por lo que no siempre se puede predecir una alteración a este nivel, hasta que se observa directamente un fallo de fecundación tras haber llevado a cabo un intento de FIV, en cuyo caso no deberá someterse a la paciente a un nuevo ciclo de iguales características.

FASES Y DESARROLLO DE LA FECUNDACION IN VITRO

El proceso implica el control hormonal del proceso ovulatorio, de la mujer, tras el cual son extraidos uno o varios ovocitos de los ovarios, que son fecundados en el laboratorio con espermatozoides del cónyuge o de donante.

Si el ovocito fecundado, da lugar a un embrión, éste es transferido al útero de la mujer , a fin de que anide o implante ,en él y continúe su desarrollo hasta el parto.

Esta vía recibe el nombre de fecundación in vitro (FIV). La FIV consta de seis fases:

1- Estimulación del ovario administrando hormonas a la paciente y en la que la medicación es individualizada para cada una

2- Extracción u obtención de ovocitos; Para poder recuperar los ovocitos, el líquido de los folículos se aspira mediante punción folicular transvaginal con una finísima aguja, guiada por ecografía transvaginal. En el caso de infertilidad femenina, se puede recurrir a la donación de ovocitos.

3- Inseminación de los ovocitos, que puede producirse:

a. de forma clásica, poniendo juntos los ovocitos y los espermatozoides previamente seleccionados y tratados.

b. mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) en el caso de que los gametos masculinos presenten problemas de movilidad.

4- Cultivo in vitro del embrión; Una vez el han sido Inseminados y fecundados los ovocitos y se han obtenido los cigotos, éstos se cultivan para promover su división celular y crecimiento para dar lugar los embriones.

Durante el periodo de cultivo los embriones pasa por diferentes estados de desarrollo.

5- Transferencia embrionaria; se puede realizar bien en el útero o en las trompas y tiene lugar por vía transcervical, sin anestesia. Selección para la transferencia.

Normalmente, los embriones que han alcanzado el estadio de 6-8 células se transfieren 3 días después de la extracción . En algunas ocasiones, es conveniente prolongar el cultivo de los embriones en el laboratorio hasta el estadio llamado de blastocisto (~6 días). sobre todo si se observan muchos embriones de 3 días de buena calidad. Las transferencias en estadio de blastocisto muestran mejores tasas de embarazo.

Generalmente , la calidad de los embriones es valorada por los embriólogos según el número de células, la paridad del crecimiento y el grado de fragmentación. , transfiriendo los de mayor calidad.

Normalmente, para mejorar las posibilidades de implantación y embarazo, se transfieren varios embriones simultáneamente. El número de embriones que se transfieren depende del número disponible, la edad de la mujer, consideraciones diagnósticas y limitaciones legales (en algunos países, el número máximo se limita a dos o a tres). Los embriones que se consideran "mejores" se transfieren al útero de la mujer a través de un catéter de plástico muy fino, que se introduce a través de la vagina y el cérvix y se controla mediante su visualización por ultrasonidos.

6- congelación y descongelación de embriones en su caso.- una vez que se ha transferido el número de embriones adecuado para cada caso, los embriones viables sobrantes se someten a un proceso de congelación, lo que permite conservarlos durante un tiempo. De esta forma, estos embriones están disponibles en el momento en que sean requeridos por la pareja. Las tasas de éxito con transferencia de embriones congelados son similares al resto de los tratamientos, superando el 40%, sin aumento del riesgo de aborto o malformaciones.

CONTACTO

micanabate@hotmail.com

TELÉFONO

950 29 07 93

FACEBOOK

micanabate@hotmail.com

© CLINALBORAN 2015

Paseo de Almería, nº 24, 2º-3 04001

950 23 92 37

Financiación

Análisis Clinicos

Contacto

Preguntas Frecuentes

Reproducción asistida

Politica de Privacidad